San Jeronimo Norte

Fecha de fundación y circunstancias

La Colonia de San Jerónimo fue fundada el 15 de agosto de 1858 por cinco familias suizo-valesanas que se afincaron en tierras de don Ricardo Foster, tierras mensuradas con destino a una colonia agrícola, ubicadas a 45 Km al oeste de la ciudad de Santa Fe. Lorenzo Bodenmann, ciudadano suizo asociado a Foster, condujo el grupo desde el Wallis hasta su asentamiento en el actual paraje “los 4 Montes” (a 4.300 metros al sur del actual pueblo).

Actividades iniciales

San Gerónimo nació y creció como una colonia dedicada a la agricultura; después de unos años incorporó la ganadería dando nacimiento a la industria lechera en la provincia de Santa Fe.

Las primeras familias. Apellidos

Las familias que fundaron la Colonia fueron la de: Ignacio Heimo; Bartolomé Blatter; Ignacio Falchini; Pedro Perrig y Luis Hug, todos del Oberwallis. Estas familias estuvieron solas durante tres años hasta que en 1861, de la mano de Lorenzo Bodenmann, llegaron 20 familias más que se incorporaron a la incipiente colonia. Estas no solo se salvaron de su total desaparición, sino que al cuadruplicar el número. de pobladores le dieron consistencia definitiva. A partir de ese momento se convirtió en un polo de atracción creciente tanto en el Wallis como en familias alemanas de Esperanza.
1858: 5 familias. Primer viaje de Bodenmann (familias fundadoras).
1861: 25 familias. Segundo viaje de Bodenmann(familias que salvan la colonia: se conocen 16 de ellas).
1863: 50 familias. Tercer viaje de Bodenmann. Apellidos: Schuick, Albrecht, Walker, Jossen, Ruben,Salzmann, Schalbetter, Bamatter, Stoffel, Heinzmann, Perren, Zurbriggen, Guntern, Blatter, Zumofen.
1865: 150 familias. En dos años se triplicaron las familias. Cuarto viaje de Bodenmann. Muerto Bodenmann, fueron llegando “espontaneamente” otros grupos, todos del Ober Wallis (desde1868 a 1879). Por eso se la llamó la “Colonia Valesana”.

Acontecimientos Importantes

1866: Construcción de la primera Iglesia de la Colonia (sirvió también de escuela).
1869: Se delimitó el pueblo: 24 manzanas con una plaza de cuatro manzanas.
1872: Primer institución organizada de la colonia: Tiro Suizo Internacional.
1875: Construcción de la actual Iglesia, ampliada en 1909 y 1927
1874 y 1878: Primera y segunda epidemia del “cólera morbus” (muchos muertos)
1893: Los colonos de la colonia y de otras vecinas se levantaron en armas contra el Gobierno Provincial, por un impuesto sobre el cereal cosechado.
Desde el comienzo de la colonia hasta nuestros días: celebración de la festividad de Corpus Christi, siguiendo la costumbre de tal celebración en el Wallis. Celebración de la fiesta patria del 25 de mayo como muestra de pertenencia a la “nueva patria”

Vida Cotidiana

Vivienda: Rancho a dos aguas con techo de paja y paredes de barro (típico rancho criollo). Recién en 1864, de las 120 casas de la colonia, cinco de ellas tenían “techo de azotea”
Alimentación: Sencilla, la huerta familiar, la cría de animales y aves domésticas proveían de elementos para su alimentación. Se fabricaba el pan, la manteca, el queso, el “charque” (carne desecada) que eran básicos en su dieta.
Vida Social: Gran sentido de familia. Esta era el núcleo aglutinador de la vida social de la Comunidad. Respeto por parientes y vecinos con los que se relacionaban en el trabajo, actividades religiosas y acontecimientos sociales.
Religión: Católica. En los primeros años eran guiados espiritualmente por los franciscanos de la Reducción de El Sauce. En 1866 tuvieron su iglesia, que sirvió también de escuela. El primer sacerdote fue el Padre Federico Teves (jesuita) acompañado por Juan J.Auweiler (jesuita)
Educación: Durante los seis primeros años no hubo educación escolar. En 1864 llega a la colonia el maestro suizo Domingo Ineichen y se convierte en su primer maestro (44 alumnos) En 1866: 80 alumnos. Maestros Jose Eggel (idioma alemán) y Bernardo Risse (idioma castellano)
Trabajo: “Ora et Labora!” lema benedictino que guió a la Comunidad; los hombres trabajaban en las actividades del campo, las mujeres ayudándolos y haciéndose cargo de las tareas del hogar, huerta y granja. Los niños colaborando “en todo”.

Descendientes de valesanos

Podemos decir que el 80 % de sus habitantes son descendientes de valesanos. Si bien existe un buen porcentaje de italianos que se fueron mezclando con el valesano y el criollo, la población sigue manteniendo la fuerza de la sangre suizo-valesana.

Personalidades de prestigio

Ciencia (áreas): 1914: Ludovico Briggiler construyó el primer aeroplano argentino y sudamericano.
Otros: 1984: Emilio B. Jullier: autor junto al R.P. Gabriel Oggier, de: Historia de San Jerónimo Norte. Distinguido por Juan Pablo II como “Caballero de la Orden de San Silvestre”

La Identidad Valesana

Lengua: Un 20 % habla, todavía, el “Walliser Deutsch” dialecto valesano (personas de 50 años o más). Se lo conserva como lo hablaban nuestros antepasados. No tuvo enriquecimiento (incorporación o supresión de vocales) como ocurre en el Wallis. Escuelas de idioma alemán y francés.
Religión: La religión católica es herencia cultural que ha calado muy hondo en la comunidad. Podemos decir que un 80 % de la población es devota practicante.
Fiestas: Junio: Fiesta Nacional del Folklore Suizo.
1º de agosto Celebración de la Confederación Helvética.
Música Bailes: La música, el baile, el canto (jodlers) son parte de la vida de la comunidad. Existen cinco grupos orquestales, 2 cuerpos de baile, cantores que van transmitiendo el gusto por estos aspectos de la cultura valesana. Existen importantes autores musicales.
Comidas: El charque, chruchtele, chnespflini, rosjoj, son algunas de las comidas que, todavía, se conservan como tradicionalmente valesanas.
Otros: Fundación del Museo Bondemann Confección de trajes típicos valesanos

Integración valesana a la comunidad

Desde los comienzos mismos de la colonia, la cultura valesana se incorporó a ella dándole identidad propia. Es la única colonia integrada solamente con el aporte de valesanos. Por ello, se la conoció como “La Colonia Valesana” Conserva, como pocas, la herencia cultural de sus mayores que se concretan en distintas manifestaciones de la vida cotidiana de la comunidad.

Contacto nacional con entidades valesanas

La Asociación Mutual Suiza Helvetia tiene contacto permanente con las instituciones integradas a EVA. Está íntimamente comprometida en la participación y ejecución de los distintos proyectos presentados en Asamblea o reuniones ampliadas de Comisión Directiva de EVA. Asume como propias las distintas propuestas realizadas por estas instituciones con el fin de asegurar su realización.

Contacto con Suiza

Desde 1969 a la fecha la comunidad tiene contacto permanente con el Valais-Wallis.

El futuro de la cultura valesana

Mantener, preservar y difundir la cultura valesana es uno de los objetivos de EVA. Cada institución integrada en dicha entidad tiene el compromiso de dar cumplimiento, de una manera u otra, a ese objetivo. Debemos legar a las generaciones jóvenes el amor por dicha cultura. De nosotros depende el futuro de la misma